viernes, 28 de octubre de 2011

Declara Julio Ruiz, detenido en "La Escuelita"

Un ex concejal de Bahía Blanca que estuvo detenido en el centro clandestino de detención conocido como La Escuelita, la Unidad Penal 4 de Villa Floresta y en Rawson desde 1976 hasta 1981, declaró hoy en el marco del juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en jurisdicción del Comando en V Cuerpo del Ejército.

Se trata de Julio Ruiz, de 63 años, quien en  la década del 70 fue responsable político del Peronismo de Base Regional Bahía Blanca.
Además fue secretario de la Organización de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera, Seccional Bahía Blanca, entre otras actividades.

Ruiz relató ante el Tribunal en lo Criminal de Bahía Blanca el momento de su detención ocurrido el 19 de octubre de 1976 cuando estaba en su casa de Bahía Blanca, los 40 días detenido y torturado en la Escuelita, su paso por la Unidad Penal 4 de Villa Floresta en Bahía Blanca como así también las situaciones vividas durante su detención en la Unidad 6 con asiento en Rawson, Chubut, hasta que recuperó la libertad en enero de 1981.

El ex edil señaló que en `La Escuelita` me sentaron en una silla, empezaron a golpearme y un oficial preguntó si era montonero".
"Llegó un personaje que no lo pude identificar nunca pero por la voz lo conocería, que era el Tío, dijo en referencia a Santiago Cruciani, el principal torturador del centro clandestino.

Ruiz comentó que había una mujer que la hacían caminar alrededor de una mesa, no supe por qué y otra cosa espantosa además de la tortura era escuchar los gritos de los demás.
Se escuchaban tiros, sobre todo los gritos de las mujeres, no era fácil", expresó.

Agregó también que en el centro clandestino había chicos jóvenes, nosotros éramos jóvenes de 28 años. Había dos que deliraban, uno en determinado momento decía que estaba esperando el colectivo para ir a su casa y otro decía que comía un sandwich de milanesas, no los vi más y no sé que pasó con ellos.

Más adelante Ruiz comentó que luego de permanecer entre 30 y 40 días en La Escuelita lo subieron vendado y atado a una camioneta donde tras dar varias vueltas los dejaron tirado con otras personas en lo que pensó que era un tronco de un árbol.
Ruiz dijo que a los pocos segundos paró otro vehículo, nos subieron a un vehículo más grande donde se escuchaban otras voces y nos sacaron la venda.

Llegamos a un lugar que era el Batallón 181, nos pasan adentro y nos recibe un teniente coronel que dice muchachos no sé que les pasó a ustedes, los encontraron en el Parque de Mayo, están sin documentos y van a estar acá porque vamos a averiguar porqué los encontraron allí, agregó.
El ex edil relató que esa noche no dormimos por la alegría de haber quedado vivos y toda la tensión de todo ese tiempo.
Tras permanecer en el Batallón 181, Ruiz fue trasladado en enero de 1977 al pabellón 6 de la Unidad Penal de Villa Floresta de Bahía Blanca.

Teníamos un régimen de encierro permanente, estábamos de a dos en la celda y era una situación poco agradable porque estábamos cerca del V Cuerpo, relató.
Para el testigo, la tensión que se vivía en mi caso era que estábamos muy cerca y volver al lugar donde habíamos salido: "La Escuelita.

Estuvimos en Bahía Blanca hasta el 22 de agosto, fuimos trasladados a Rawson en un avión grande de Marina o Fuerza Aérea, vendados y esposados, dijo.
Ruiz indicó que al llegar a otro aeropuerto los subieron a otro vehículo y nos depositaron en un lugar que suponía que era una cárcel donde nos empezaron a golpear terriblemente.
Escuché una voz que nos dice ustedes acaban de llegar a la Unidad Seis de Rawson, sepan donde están y estamos festejando el 22 de agosto, en referencia a lo que hoy se conoce como la Masacre de Trelew.

El testigo agregó que durante su permanencia en Rawson había requisa todos los días, recibíamos golpes y nos mandaban a bañar con agua fría.
Nos liberaron el 21 de diciembre de 1981. En la salida me encontré con una Argentina distinta y fue el momento más difícil de la vida, pensé en matarme porque el país que conocía no estaba más, agregó.

El ex concejal expresó que a los cinco días conseguí trabajo por un amigo y poníamos antenas de ENTEL parabólicas y la primera vez que nos tocó fue ponerla en Rawson".
Por último Ruiz afirmó "estoy en paz y no tengo nada más que agregar".